Tasas de clima y mortalidad en Kenya, Malí y Malawi

Los estudios sobre la mortalidad en el África subsahariana no se han centrado en los efectos del cambio climático. Los países africanos sufren muchos menos desastres naturales que el resto del mundo. Pero sufren mucho más. Por ejemplo, en 2016 los países africanos sufrieron el 17% de los desastres naturales en comparación con otras regiones del mundo, pero ocuparon el tercer lugar en el número de personas que murieron o fueron desplazadas (31,8 millones).

Los países asiáticos fueron los que más desastres naturales sufrieron (47%). Mientras que la mortalidad por desastres en Asia ha disminuido, ha aumentado en África. Hay varias razones para ello. Estos incluyen factores socioeconómicos y políticos, salud, clima y ubicación geográfica.

Las altas tasas de mortalidad en el África subsahariana afectan a la capacidad de la región para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODM), anteriormente conocidos como Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Estos objetivos se centran en la reducción de la pobreza, el acceso a la atención sanitaria básica, así como en la educación y la reducción de las tasas de mortalidad. Se trata de una iniciativa dirigida por las Naciones Unidas con el objetivo de garantizar que las necesidades básicas de las personas se satisfagan de manera sostenible.

En 2015, los SDG sustituyeron a los ODM para enmarcar los objetivos en un contexto más amplio. En esta medida se tuvo en cuenta el efecto que los cambios ambientales, como el cambio climático, pueden tener en la capacidad de los países para alcanzar los objetivos.

Se han realizado varios estudios sobre las causas de mortalidad en el África subsahariana, incluida la malnutrición, las enfermedades transmitidas por vectores, como el paludismo, y las enfermedades de transmisión sexual, como el VIH y el SIDA. Sin embargo, ninguno se ha centrado en el impacto del cambio climático sobre la mortalidad.

El objetivo de nuestra investigación fue comprender el impacto general de los eventos climáticos adversos en los hogares, en particular las tasas de mortalidad. Basándonos en nuestros hallazgos, concluimos que si las naciones del África subsahariana quieren reducir la mortalidad, deben tener una mejor comprensión de los efectos del cambio climático en las tasas de mortalidad.

El clima puede afectar directamente a los hogares: ahogamiento durante las inundaciones, golpes de calor y enterramiento bajo los escombros cuando las casas se derrumban después de las tormentas. Los impactos indirectos podrían ser a través de la propagación de enfermedades, como cuando el agua se contamina después de las inundaciones. El comportamiento sexual arriesgado como estrategia alternativa de supervivencia después de que las inundaciones hayan destruido los cultivos, por ejemplo, podría conducir a un aumento de las tasas de infección por el VIH/SIDA.

Investigamos si la variabilidad climática contribuyó a aumentar las tasas de mortalidad en las zonas rurales de Kenia, Malí y Malawi durante 2008 y 2009. Nuestra investigación encontró que las olas de frío aumentaron la mortalidad en Kenia, pero redujeron la mortalidad en Malí y Malawi.

Las diferencias geográficas y las condiciones climáticas generales pueden explicar estas diferencias. La topografía de Kenia incluye regiones montañosas, lo que da como resultado temperaturas que pueden descender hasta los 7,6 grados centígrados.

Malí y Malawi, por otra parte, son en gran medida llanos, con temperaturas mínimas que siguen siendo mucho más altas, respectivamente de 19,6 y 13,24 grados centígrados. Las lluvias excesivas -que pueden causar ahogamiento y muerte- y las sequías se asociaron con un aumento de la mortalidad en Kenya y Malawi. Las sequías suelen exacerbar una inseguridad alimentaria ya precaria.

La enfermedad también jugó un papel importante. Por ejemplo, las condiciones climáticas adversas aumentaron la mortalidad en las regiones con una alta prevalencia del VIH, pero redujeron la mortalidad en las zonas con una alta prevalencia del paludismo. La disminución de la prevalencia del paludismo podría deberse al impacto del clima en las condiciones de reproducción de los mosquitos.

Nuestra investigación muestra que es necesario tomar medidas para reducir la mortalidad relacionada con el clima. Las intervenciones podrían incluir sistemas de alerta temprana, servicios de extensión agrícola y un mejor acceso a la infraestructura de salud.

La investigación

Nuestro análisis se centró en las zonas rurales de Kenia, Malí y Malawi porque no se ha realizado ninguna investigación sobre la relación entre clima y mortalidad en estos países.

Desarrollamos un marco de trabajo sobre la mortalidad climática, con el hogar en el centro. Hicimos la pregunta: ¿cómo se asoció la variabilidad climática (olas de calor, olas de frío, sequías y precipitaciones excesivas) con el aumento de la mortalidad a nivel de hogar durante 2008 y 2009 en comparación con un período climático normal a largo plazo (1961-1990)?

Además, examinamos si los efectos del clima sobre la mortalidad eran más fuertes en los países con mayor prevalencia de enfermedades como la malaria y el VIH.

Nuestros resultados arrojan luz sobre el impacto de la variabilidad climática en la mortalidad, de forma independiente y en combinación con los conductores existentes dentro y fuera del hogar. Por ejemplo, encontramos que el riesgo de muerte era menor en los hogares con menos miembros ancianos. Esto se debe a que las personas mayores son más vulnerables a los golpes de calor que las cohortes más jóvenes. También encontramos que el riesgo era menor en los hogares encabezados por hombres casados. Esto se debió posiblemente al hecho de que los hombres tienen mejor acceso a los recursos.

Los hogares con miembros más educados y aquellos con acceso a la electricidad también tenían un menor riesgo de muerte. Pero el riesgo de muerte era mayor en los hogares con más trabajadores migrantes.

En el caso de los impactos climáticos combinados, encontramos una disparidad interesante: las condiciones climáticas adversas aumentaron la mortalidad en regiones con alta prevalencia del VIH, pero redujeron la mortalidad en áreas con alta prevalencia de malaria. Esto puede deberse a que el cambio climático creó condiciones desfavorables para la reproducción de los mosquitos.

Lo que hay que hacer

Muchos proyectos se han centrado en diversas causas de mortalidad elevada, como la malnutrición, y en enfermedades como el paludismo y el VIH. Sin embargo, se ha prestado poca atención a la variabilidad climática como posible causa del exceso de mortalidad en esta región.

Nuestros resultados deberían permitir a los responsables políticos añadir una perspectiva climática a los programas de reducción de la mortalidad en el África subsahariana. Esto es importante dado que se prevé que la variabilidad del clima aumente en el futuro debido al cambio climático. Con más eventos climáticos adversos como olas de calor, olas de frío, sequías, inundaciones y tormentas, es probable que aumenten las tasas de mortalidad en el África subsahariana.

Los sistemas de alerta temprana para inundaciones y olas de frío podrían proteger contra estos eventos en Kenia. Dado que los hogares de las zonas con alta prevalencia del VIH sufren más los efectos de los fenómenos climáticos, dar preferencia a los distritos con altas tasas de esta enfermedad a la hora de prestar servicios de salud pública aumentaría la eficacia de estos servicios.

Dado que Malawi es particularmente sensible a las sequías, los programas que aumentan la resiliencia de los medios de subsistencia podrían reducir el riesgo de muerte. Esto puede incluir ayudar a las personas a reducir su dependencia de las granjas, mejorar el acceso a los servicios de extensión agrícola, distribuir variedades de cultivos resistentes a la sequía e instalar sistemas de riego.

Hay una forma sencilla de proteger un pueblo de la sequía: Construir más almacenamiento de agua

El parlamento federal ha votado a favor de canalizar 200 millones de dólares australianos a las zonas afectadas por la sequía. Todavía se está considerando en qué se gastará exactamente este dinero, pero la mayoría se destinará a las comunidades rurales del interior.

Pero una vez allí, ¿en qué se puede gastar el dinero? Especialmente si ha habido una disminución permanente de las lluvias, como se ha visto en Perth. ¿Cómo podemos ayudar a las comunidades del interior?

Echemos un vistazo a la pequeña ciudad interior de Guyra, NSW, que está a punto de agotarse. A diferencia de nuestras ciudades costeras, Guyra no puede simplemente construir una planta desalinizadora de mil millones de dólares para abastecer su agua. Pueblos como Guyra deben buscar sus soluciones en otro lugar.

La sequía no es sólo una cuestión de lluvia

El «funcionamiento en seco» significa que no hay agua cuando se abre el grifo. Parece tener sentido culpar a la sequía por la falta de agua de Guyra. Pero el suministro de agua disponible no sólo viene determinado por la lluvia. También depende de la cantidad de agua que fluye hacia el almacenamiento de agua (llamado flujo de arroyo), y de la capacidad y seguridad de ese almacenamiento.

Mientras que Perth ha tenido un claro descenso en sus precipitaciones desde la década de 1970 y ha construido plantas desalinizadoras para responder a este desafío, no es evidente en Guyra. De hecho, hasta la fecha, los dos años consecutivos más secos registrados para Guyra fueron hace 100 años (1918 y 1919).

A pesar de las diferencias, hay algunas similitudes entre Perth y Guyra. Como regla general, en Australia, no se produce un flujo significativo de agua hacia los depósitos de agua hasta que la precipitación anual alcanza alrededor de 600 mm. Esto ocurre porque el flujo del arroyo es generalmente suministrado por «parches húmedos» cuando el agua ya no puede absorberse en el suelo. Por lo tanto, si la precipitación anual es de alrededor de 600 mm o inferior, por lo general prevemos muy poco flujo de agua.

Aunque Guyra ha visto algo de lluvia en 2019, no es suficiente para provocar este flujo crucial de agua en el almacenamiento local de agua. Lo mismo ocurre en Perth, donde las precipitaciones anuales de las últimas décadas se acercan al umbral de los 600 mm.

Es importante destacar que la precipitación y el flujo del arroyo no tienen una relación lineal. Las precipitaciones anuales en Perth han disminuido alrededor de un 20%, pero el caudal del arroyo de Perth ha disminuido en más de un 90%.

Con poco caudal en sus presas, Perth no tuvo más remedio que encontrar otras formas de aumentar su suministro de agua. Construyeron plantas de desalinización para compensar la diferencia.

Récords de precipitaciones a largo plazo para Perth (izquierda) y Guyra (derecha). La línea roja discontinua muestra la tendencia y la línea amarilla completa muestra una precipitación anual de 600 mm. Fotografía: Oficina de Meteorología
Volvamos a Guyra en Nueva Gales del Sur y a la actual sequía. Los registros de precipitaciones no indican que haya una tendencia a la baja a largo plazo en las precipitaciones. Pero incluso sin una tendencia de lluvias, todavía hay años secos en los que hay poco caudal. De hecho, en Guyra, el récord de precipitaciones muestra que, en promedio, las precipitaciones serán de 600 mm o menos, aproximadamente un año de cada diez años.

Construya más almacenamiento

Entonces, ¿cómo aseguran los habitantes de Guyra un suministro fiable de agua, dado que no pueden construir por sí mismos una planta desalinizadora?

Bueno, en este caso, usted puede simplemente obtener agua de otro lugar si está disponible. Actualmente se está construyendo un oleoducto para abastecer a Guyra desde la cercana represa de Malpas, y se espera que entre en operación muy pronto.

Pero eso no siempre es una opción. Una solución de agua hecha en Guyra significa una cosa: ampliar la capacidad de almacenamiento.

Guyra generalmente puede almacenar alrededor de 8 meses de su demanda normal de agua (aunque por supuesto la demanda varía con las estaciones, las sequías, las restricciones de agua y el precio por litro).

Para dar un punto de comparación, Sydney puede almacenar hasta cinco años de su demanda normal de agua, y tiene además una planta desalinizadora. A pesar de estas ventajas, los residentes de Sydney están ahora bajo restricciones de agua de la primera etapa, lo que sucede cuando sus depósitos están llenos sólo en un 50%. Sin embargo, incluso cuando el vaso de Sydney está sólo medio lleno, a esa ciudad le quedan por lo menos otros dos años de agua para satisfacer la demanda de agua esperada, incluso sin usar la desalinización.

En comparación, cuando los depósitos de agua en Guyra están llenos al 50%, tienen menos de seis meses de suministro normal de agua.

Es asombrosamente difícil encontrar datos precisos sobre el suministro de agua en los pueblos pequeños, pero en mi experiencia Guyra no es única entre los pueblos rurales. Existe una gran brecha entre la seguridad del agua de quienes viven en las grandes ciudades de Australia y la de los pueblos más pequeños del interior. Muchas comunidades rurales simplemente no tienen suficiente almacenamiento de agua para soportar sequías de varios años y, en algunos casos, ni siquiera pueden soportar un año de sequía.

La naturaleza, la sequía y el cambio climático no pueden ser culpados de todos nuestros problemas de agua. En las ciudades rurales del interior, la falta de planificación y financiación adecuadas para el agua en los hogares puede ser a veces el verdadero culpable. Ya sea que los australianos vivan en comunidades rurales o en grandes ciudades, deben recibir un trato justo tanto en términos de disponibilidad como de calidad del agua que utilizan.

¿Qué causa la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz, es una disfunción que afecta la sexualidad de los hombres, quienes con este problema eyaculan de manera prematura durante un encuentro sexual, debe ser tratado por un especialista si ocurre antes o acto seguido a la penetración y si la conducta es repetitiva.

Este problema puede aparecer en cualquier etapa del hombre, aun cuando haya experimentado anteriores relaciones sexuales sanas, además influye en la relación de pareja ya que es normal que una vez que el hombre tenga su orgasmo, el pene pierda su erección y esto dificultará que pueda tener otra penetración para intentar satisfacer sexualmente a su acompañante.

Esta situación comienza a generar problemas de autoestima en el hombre, porque se siente incompetente por la pérdida del control para llegar al clímax. Es un problema difícil de aceptar para el afectado, pero no imposible de resolver si buscas las razones que la causan. Tienes información médica avanzada en este enlace, por si te interesa ampliar conocimientos sobre este problema.

Se dice que una eyaculación es normal cuando el hombre puede dominar el  clímax en aproximadamente 5 a 15 minutos después de la penetración, si esto te ocurre inmediatamente e incluso durante los dos primeros minutos, sufres de esta disfunción.

Entre las principales causas está la falta de educación sexual, la maduración de la sexualidad se presenta durante la adolescencia, cuando los jóvenes buscan la manera de satisfacerse y al inicio es normal que no controlen las precipitaciones, la falta de dominio por alcanzar el clímax puede ser arrastrada por años y en cualquier momento reaparecer.  

También es común con problemas de autoestima, no valorarse a sí mismo causa inseguridad y a su vez falta de control en su eyaculación, ya que es el cerebro el encargado de esta acción y el temor de no satisfacer a su pareja podría afectar su dominio en el clímax.

Otra causa muy común son los episodios de ansiedad o estrés, si te encuentras atravesando por presiones económicas, cansancio o problemas laborales, también puede verse afectado el dominio sobre la eyaculación.

La eyaculación precoz también puede presentarse ocasionalmente, por ejemplo cuando tenga tiempo sin tener relaciones sexuales, es uno de los factores que pueden inducir, en ese caso, si no se repite no es necesario darle importancia.

Otro factor a evaluar como una causa, es el genético ya que esta disfunción sexual puede ser heredada y no deriva de un problema psicológico o patología.

La mala circulación, es un problema de salud que también debe evaluar el médico, el pene necesita un flujo normal de sangre para su erección de no ser así corre el riesgo de que sus eyaculaciones se anticipen.

No estaría de más que te suscribieses a una revista especializada en este tipo de problemas: La mejor revista de salud que puedes encontrar se llama SdeSalud.es

Ahora bien, existen dos tipos eyaculación precoz; la primaria y secundaria ambas deben ser diagnosticadas por especialistas para indicar tratamiento en cada caso.

La eyaculación primaria se presenta desde la adolescencia, es decir, que desde la juventud el hombre viene arrastrando con esta disfunción ya que se apresura en sentir la satisfacción sexual.

En este caso, puede ayudar la terapia sexual conductual, dirigidas por un psicoterapeuta, quien indica ejercicios de autocontrol de sus emociones en cuanto a las eyaculaciones y los ejercicios de Kegel utilizados en la incontinencia urinaria que ayudan en el control de los músculos pubocoxígeos que le permitirán al hombre aumentar su resistencia después de la penetración.

En casos, el problema puede ser tan persistente que no logren resultados con las terapias y el profesional podría indicar fármacos para resolver la disfunción sexual.

La eyaculación precoz secundaria puede presentarse inesperadamente, es tratada con terapias psicológicas, el profesional debe determinar las causas del cambio que pueden ser emocionales y se presenta si atraviesa problemas de estrés, cansancio o ansiedad.

Esta disfunción inesperada se puede dar por cambios hormonales o enfermedades derivadas de la edad y el especialista puede indicar un fármaco, cremas o sprays que ayudan con la sensibilización, o los ejercicios de dominación en la eyaculación podrían ayudar.

¿Qué fecha es mejor para empezar a comprar regalos de navidad?

Procurar ahorros siempre es positivo y más si se trata de la época del año en el que se registran los mayores niveles de compras y consumos. Pero todos los años nos preguntamos ¿qué fecha es mejor para empezar a comprar regalos de navidad? y consideramos que el mejor momento es un mes antes, es decir, en el mes de noviembre.

Debemos considerar que durante todo el año es bueno comprar y guardar, ya que las compras de última hora son las que más duelen en el bolsillo. Sin embargo, todo dependerá de lo que vas a comprar, por eso hacemos una lista de lo que es posible comprar o reservar con bastante tiempo de antelación para ahorrar algo o bastante dinero.

Siempre es bueno planificar tus compras, desde los alimentos que cocinarás para esas fechas cerebrinas, hasta los regalos o gastos de viajes y reservaciones, si ese es tu plan para esa temporada.

Cuando se trata de alimentos, por supuesto es bastante difícil comprar con antelación, ya que lo más que se quiere para la noche buena o la noche de fin de año es contar con un banquete fresco y delicioso, por lo que quizás, en este tipo de productos, lo mejor es comprarlo al momento, aunque si la opción es congelar, entonces pudiera haber una solución a ello.

Sin embargo, hay otros ingredientes para las recetas navideñas que son no perecederos y que pueden comprarse con bastante antelación, porque muchos de esos se encarecen con la temporada, sobre todo, a mediados del mes de noviembre. Así que esta es una importante decisión si quieres ahorrar unos cuantos euros. Además, podrías evitar no conseguir el producto por la fuerte demanda que en esos días se registran en esa gama de productos que son buscado por todos por ser tradicionales y necesarios.

Aprovecha el Black Friday o el Cyber Monday

Aunque sea obvio y hasta un poco trillado mencionar esta opción que es conocida por todos, a veces llega el día, no nos damos cuenta y lo dejamos pasar. Resulta que muchas empresas tienen ofertas estupendas en estos días que se fijan entre el 27 y el 30 de noviembre.

>> Para encontrar los mejores chollos de internet te recomendamos Zaquia <<

Tus regalos navideños pueden estar garantizados si dispones ese día para ello. Eso sí, si haces tus compras en línea no solo ahorras dinero, también te ahorrarás las insoportables colas de ese día, que a veces terminan en rendición o retirada. Esos días debes mentalizarte, por lo que tener una lista detallada de lo que quieres comprar es una buena estrategia para que elijas rápido los productos que necesitas.

Cuando se trata de viajes o reservaciones

Viajar en víspera de navidad es costoso, y hacerlo sin una previa planificación puede golpear fuertemente tu bolsillo. Por eso, lo más recomendable es reservar varias semanas antes, incluso con uno o dos meses de anticipación, ya que acercándose las fechas claves todos estos precios se incrementan por la elevada demanda

Una opción que puede resultar favorable es escoger fechas que no sean las claves para las fiestas, esto puede facilitar la adquisición de boletos a precios más módicos y accesibles. Incluso, escoger días de semana como martes o miércoles, puede abaratar los costos considerablemente.

Igualmente, si se trata de la reservación de algún lugar como un restaurante o salón para festejos o cenas, por lo general, estas empresas ofrecen buenos precios para quienes las hacen con bastante tiempo de antelación, lo mismo, con uno o incluso dos meses.

En fin, poder ahorrar en navidad es posible, siempre y cuando te tomes el tiempo para planificar reuniones y festejos, así como la lista de regalos que harás a tus seres queridos.